1

...y vinieron otras llamas

a encender otros abrazos,

llegaron otras miradas

y brotaron otros llantos...

pero en ninguna te hallaba,

era tu cuerpo el milagro

que en otros cuerpos buscaba

como un lobo solitario...

 2

 

 ...porque nada tienes de lo cotidiano

conque me atosiga y me abruma el mundo,

porque eres la sombra profunda del árbol

donde me resguardo de los infortunios,

porque sabe a vida tu cálido beso

por eso te quiero, te quiero por eso...

 3

 

...esta tarde

me han rozado tus manos,

manantiales

del calor de la vida,

y en el aire

tu caricia y la mía

puro arte

de la melancolía...

 4

 

...por aquella mar bravía,

el mar de fora,

las esperanzas se iban

perdiendo todas,

cuanto más frías

eran las aguas, las horas

más me dolían...

 5

 

...te quiero así, perdida en la distancia,

difusa entre la niebla y la espesura,

a veces, un apunte de amargura,

y a veces unas gotas de fragancia...

6

 

...qué lástima, la vida sugirió

montañas imposibles de escalar,

jardines en el cielo y en el mar;

qué lástima, la vida prometió

las metas que jamás pude alcanzar;

qué lastima, la vida me engañó...

 7

 

...por las puertas del vienes y del vas,

por las calles del siempre y del jamás,

por el silencio trágico de Dios,

 por todo lo que fue quedando atrás

rompiéndome la fe sin un adiós,

ni una lágrima más,  ni una más...

8

 

...y me enamoré

por última vez

en el ocaso de la madurez:

cuarenta años sin fe

y el embeleso

del primer beso

que te robé...

 9

 

...ahora persigo

la magia de lo imposible

y bebo el vino

que beben los locos libres,

ando el camino

que siguen los locos tristes

y en el olvido

entierro lo que me diste...

 10

 

...tras de la realidad, de la cordura,

tras de la frustración, de la amargura,

el mundo se partió en mil pedazos...

 y así pude tenerte entre mis brazos

unidos al final, estrechamente,

abrazados definitivamente...

 11

 

...me acuerdo de ti, no puedo negarlo,

no quiero negarlo, me acuerdo de ti,

mi vida contigo dejó tras de sí

un rastro feliz que no sé olvidarlo.

 A veces me canso de todo y de mí,

el futuro es gris, no quiero mirarlo,

el presente está, no puedo cambiarlo,

por eso es que tánto me acuerdo de ti...

 12

 

...cuando yo aún era yo, no el pasajero

que recorre, abúlico, el sendero

curándose en silencio las heridas;

cómo borrar los besos que nos dimos,

como olvidar que tánto nos quisimos,

cómo apagar las velas encendidas...

 13

 

...alimentando la flor de un solo día,

aprovechando un minuto de alegría,

bailé de nuevo la mítica canción;

 yo que he perdido cien veces la ilusión,

volví de nuevo a amar la fantasía,

cerré los ojos y abrí mi corazón...

 14

 

...contigo de nuevo, Dios,

el Cristo crucificado,

el que siempre está callado

pero nunca dice adiós;

y lo sabemos los dos

que no me llega tu fe,

que yo de ti nada sé

y tú todo sobre mí...

y es que nunca comprendí

las razones del por qué

tú sigues queriéndome

aunque yo no crea en ti...

 15

 

...¡que no tengo nada...! ¿y tus negros ojos,

que a veces me miran con brillo de espada

antes de besarme tus labios tan rojos?

 ¡Que no tengo nada...! si en una mirada

me entregas el alma, el alma en tus ojos,

¿cómo es que me dices que no tengo nada?...

 16

 

...ojos que miran con amor los míos,

que resuelven mis dudas, mis vacíos,

ojos profundos como el ancho mar...

 ojos que borran soledad y frío,

ojos que ríen cuando yo sonrío,

ojos que lloran si me ven llorar...

 17

 

...si bajas de esa nube donde ves

agitarse este viejo corazón,

feliz una mañana, quizás tres,

y triste alguna tarde, quizás dos,

grita mi nombre, que el silencio está

persiguiendo mi vida adonde va...

 18

 

...los que queremos,

los que si nace una flor, también nacemos,

los que sentimos,

los que si muere un amor, con él morimos...

 19

 

...miraban tus ojos, dos gotas de lluvia,

de lluvia de Mayo, mis ojos de Otoño,

y se derramaba toda tu ternura,

toda tu dulzura en aquellos ojos,

y cuando enlazados, callados y solos

¿qué piensas? dijiste con tu tenue voz,

miré aquellas gotas de Mayo en tus ojos

y no dije nada, que hable el amor...

 20

 

...dejaré este país una mañana,

este país que nunca ha sido el mío,

y sin decir siquiera una palabra

huiré hacia ti...

 traspasaré las puertas y ventanas

que protegen tu piel

de los testigos

y llegaré hasta el fondo de tu alma,

como una flor silvestre

mi país...

 21

 

...dejó volar sus manos en el lecho,

su cuerpo fue mi cuerpo en el estrecho

camino del ocaso al pedestal;

 dejó volar sus manos y mi mal

se durmió en su regazo, satisfecho,

se murió entre sus pechos de cristal...

 22

 

...ámame,

abre tu corazón a este hombre que te ama

y hazme ser

una sombra en el Sol, una hoguera en la escarcha,

ámame

abandona tu piel, que mi piel te reclama,

que tu cuerpo y mi cuerpo se vuelvan dos llamas

y que arda el amor y que muera y que nazca...

 23

 

...cuando llegue el final estaré triste

porque tú no estarás para cerrarme

estos ojos cansados que quisiste,

estos labios marchitos que besaste...

 24

 

...amor que de esa nube donde estabas

pasando el ecuador de tu existencia,

dormitando en el tiempo y la distancia,

volviste a hecerte un hueco por mi senda...

no resbales, amor, no te derrumbes,

no te vistas de tedio y de costumbre...

 25

 

...si me dices "te quiero" volverá la alegría

a correr por mis venas como barco velero,

abriré las ventanas y las luces del día

me traerán tus palabras como fiel mensajero,

volverá la esperanza a instalarse en mi vida

y seré navegante de otro mar, de otro cielo,

nacerán amapolas en la tierra perdida

con sus pétalos rojos, si me dices "te quiero"...

 26

 

...y luego caminaba

bajo la lenta lluvia,

en una ciudad rara,

abandonada y turbia...

tú estabas en la abulia

ritual, de tantos días,

en el dolor suave

de las calles vacías...

 27

 

...que se enciendan

mil hogueras en el cuerpo y en el alma,

y que crezcan

los deseos

de vivir y la esperanza;

que se entienda

que se quieren como siempre, que se aman

dos amantes

habituados a vivir en la distancia...

 28

 

...necesito de ti, saber que vives

y que no estás tan lejos que no acudas

a una llamada mía, tan posible,

a una urgencia de besos y de ayudas...

 29

 

...me sentaré a la puerta de mi casa

y ya no dejaré entrar a nadie...

cerraré el corazón a la esperanza

cuando el tiempo sea un obstáculo insalvable...

 30

 

...en un trozo de viento

grabé cuatro palabras,

apunte de recuerdo

y de distancia;

entonces pretendía

que fueras sólo mía,

tú que eras del silencio

y la escapada...

 31

 

...me dijo que no,

que nuestros destinos ya estaban trazados,

que tanto ella y yo

éramos dos mundos distantes y extraños,

me dijo que no

y se fue despacio, llorando, de allí,

me dijo que no

pero con el alma me dijo que sí...

 32

 

...se nos marchitaron

los ojos, las manos,

los brazos incluso

por nunca abrazarnos,

se nos arrugaron

sin besos, los labios,

se nos escondieron,

se hicieron pedazos...

 33

 

...disfrazado, escondido,

simple comparsa

que creciendo furtivo

en el alma se agarra...

no se sabe el motivo

de su tardanza,

mas se sabe, si llega,

que está y que manda...

 34

 

...quién eres tú que enciendes el espacio

que suele estar vacío,

con una llama viva que despacio

acaba con el frío,

quién eres tú que el tiempo no te toca,

que el tiempo te respeta

y sus dedos helados no te rozan

ni un pelo de tu trenza...

 35

 

...seguiré tus pasos por la arena blanca,

por la orilla blanca seguiré tu huella,

cubriré tu sombra desde la distancia

como ave de presa, como viejo halcón,

y tras de la espuma, y tras de la senda

que la tarde cruza, que la tarde traza,

abriré los brazos para que te vengas

a encender las luces de mi habitación...

 

© Javier de Lucas