1.- Lo más incomprensible del mundo es que sea comprensible.

2.- La nueva idea que tenemos es sencilla: queremos construir una Física válida para todos los sistemas de coordenadas.

3.- Cuanto más éxito tenga la Teoría Cuántica, más disparatada parecerá .

4.- ¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil, nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es ésta: simplemente, porque aún no hemos aprendido a usarla con tino.

5.- En definitiva, muchas de las ideas fundamentales de la Ciencia son simples, y pueden, por regla general, ser expresadas en un lenguaje que pueda entender cualquiera.

6.- Una teoría es tanto más impresionante cuanto más simples sean sus premisas, cuantos más tipos de cosas describa y cuantas más explicaciones permita. De ahí la profunda impresión que me causó la Termodinámica clásica. Es la única Teoría Física que, dentro de su campo de aplicación, no será derribada nunca.

7.- Debemos llevar a las aldeas los beneficios de la energía nuclear. Y desde ellas debe venir la voz de América.

8.- Si miro hacia atrás, hacia el largo y laberíntico sendero que, al final, condujo al descubrimiento de la Teoría Cuántica, me acuerdo vivamente del dicho de Goethe: "el hombre errará mientras aspire a algo".

9.- A veces, el replanteamiento de un problema, es más decisivo que el hallazgo de la solución, que puede ser un puro asunto de habilidad matemática o experimental. La capacidad de suscitar nuevas cuestiones, nuevas posibilidades de mirar viejos problemas, requiere una imaginación creativa y determina los avances científicos auténticos.

10.- Hace años traté de apelar a la conciencia de Rockefeller para modificar el absurdo método con el cual se aplican las subvenciones. Fracasé, por desgracia. Ahora ha ido a verle Bohr, para intentar que haga algo en favor de los científicos alemanes exiliados.

11.- Los resultados finales de la obra sobre la Teoría de la Relatividad, parecen casi simples; cualquier estudiante universitario puede comprenderlos sin mucha dificultad. Pero los años de oscura búsqueda de una verdad que se siente, pero que no se sabe expresar, el esfuerzo intenso y las oscilacones entre la confianza y la duda hasta llegar a la claridad y la comprensión, sólo pueden ser conocidos por quienes los han experimentado.

12.- No hay un camino lógico que conduzca al descubrimiento de las leyes elementales. El único camino es el de la intuición que nace del sentimiento de que hay un orden tras las apariencias.

13.- No existe un método inductivo que conduzca a los conceptos fundamentales de la Física. El fallo de no comprender este hecho constituyó el error filosófico básico de muchos investigadores del siglo XIX.

14.- La luz se propaga en el vacío siempre a la misma velocidad, que no depende del estado de movimiento del cuerpo emisor.

15.- El factor realmente valioso es la intuición.

16.- La Mecánica Cuántica es muy impresionante...pero yo estoy convencido de que Dios no juega a los dados.

17.- Los conceptos físicos son creaciones libres del espíritu humano y no son, como podría parecer, determinados exclusivamente por el mundo exterior. En nuestro esfuerzo por entender la realidad nos parecemos a un hombre que trata de comprender el mecanismo de un reloj que está cerrado. Él ve la esfera y el movimiento de las manecillas, oye el tic-tac, pero no tiene la posibilidad de ver el interior. Si es ingenioso, se formará la idea de un mecanismo que podría responder a todas sus observaciones, pero nunca estará del todo seguro de que su representación sea la única que explica el fenómeno, y nunca podrá confrontar su imagen con el mecanismo real; ni siquiere concibe que tal confrontación podrá tener, posiblemente, un sentido.

18.- Crear una nueva Teoría no es como demoler una vieja casucha y levantar un rascacielos en su lugar. Es más bien como subir por una montaña, ver panoramas nuevos y más amplios, descubrir las conexiones entre nuestro punto de partida y sus riquezas circundantes. El punto del que partimos todavía esta ahí, pero parece más pequeño y es como una parte minúscula del gran panorama que ahora se ha abierto ante nosotros, gracias a nuestra capacidad de vencer obstáculos en el curso de la arriesgada ascensión.

19.- El sentido común no es más que un depósito de prejuicios establecidos en la mente antes de cumplir dieciocho años.

20.- El desarrollo de la Ciencia occidental se basa en dos grandes logros: la invención del sistema lógico formal (geometría euclidiana), por los filósofos griegos, y el descubrimiento de que mediante experimentos sistemáticos, pueden encontrarse relaciones causales (Renacimiento). En mi opinión, uno no tiene por qué asombrarse de que los sabios chinos no hayan seguido estos pasos. Lo sorprendente es que se hicieran estos descubrimientos.

21.- A Dios no le importan nuestras dificultades matemáticas. Él integra empíricamente.

22.- Dios tira el dado, no los dados.

23.- ¿Cómo es posible controlar la evolución mental del hombre hasta el punto de inmunizarlo contra las psicosis del odio y la destrucción? Al hablar así no pienso únicamente en las denominadas masas incultas. La experiencia demuestra, más bien, que la llamada inteligencia es la más proclive a ceder a estas desastrosas sugestiones colectivas, dado que el intelectual no tiene contacto directo con la vida "real", sino que se enfrenta a ella a través de su forma sintética más sencilla: la página impresa.

24.- No sólo saber cómo es la Naturaleza y cómo se llevan a cabo sus transacciones, sino también acercarse en lo posible a la utópica y aparentemente arrogante meta del saber por qué la Naturaleza es así y no de otra manera, es la ingente tarea del científico.

25.- Algo he aprendido en mi larga vida: que toda nuestra Ciencia, contrastada con la realidad, es primitiva y pueril...y sin embargo, es lo único que tenemos.

26.- Lo único que justifica nuestros conceptos es que sirvan para representar el conjunto de nuestras experiencias; más allá de esto carecen de legitimidad. Estoy convencido de que los filósofos ejercieron un pernicioso efecto sobre el progreso del pensamiento científico, al arrancar ciertos conceptos fundamentales del dominio del empirismo, donde están bajo control, para transplantarlos a las intangibles alturas del apriorismo. El universo de las ideas es tan poco independiente de la naturaleza de nuestras experiencias como lo es la ropa respecto a la forma del cuerpo humano.

27.- En mi opinión, nuestra época parece caracterizarse por la perfección de los medios y la confusión de los objetivos.

28.- Dios es sutil, pero no malévolo.

29.- El templo de la Ciencia es un edificio polifacético.

30.- La mente humana, previa y libremente, tiene que construir formas antes de poder encontrarlas en las cosas.

31.- No puedo tomarme en serio la Teoría Cuántica, pues es incapaz de reconciliarse con la idea de que la Física debería representar una realidad espacio-temporal libre de acciones fantasmales a distancia.

32.- No todo el mundo es tan afortunado como Cristo. Sacrificarse y hacer algún bien: eso es suerte.

33.- La vanidad se instala en muchos científicos. Siempre me ha dolido pensar que Galileo no reconoció el trabajo de Kepler.

34.- Las entidades físicas que parecen servir como factores en el pensamiento, son ciertos signos e imágenes, más o menos claras, que pueden reproducirse y combinarse "voluntariamente"...Pero, desde un punto de vista psicológico, este juego combinatorio parece el rasgo esencial del pensamiento productivo, más que la ilación de palabras u otro tipo de signos comunicables a otros. Aquellos factores antes aludidos son, en mi caso, de tipo visual y en parte muscular. Las palabras convencionales u otros signos, deben buscarse laboriosamente sólo en una segunda etapa, cuando el mencionado juego de asociaciones está suficientemente establecido y puede reproducirse a voluntad.

35.- Aprendí hace muchos años a no perder el tiempo tratando de convencer a mis colegas.

36.- Ante ustedes, cerca de cien profesores que me acusan: si yo estuviese equivocado, un solo profesor habría sido suficiente.

37.- Maravilloso, qué ideas tiene la gente joven hoy en día. Pero no creo una sola palabra.

38.- Realmente, lo que me interesa es si Dios pudo haber hecho el mundo de otro modo; es decir, si la necesidad de simplicidad lógica permite libertad.

39.- Para castigar mi desprecio por la autoridad, el destino me hizo una autoridad.

40.- Si volviese a ser joven y tuviera que decidir cómo ganarme la vida, no trataría de ser científico, ni sabio, ni profesor. Elegiría ser fontanero o vendedor ambulante, con la esperanza de encontrar ese modesto grado de independencia aún disponible en las circunstancias actuales.

41.- Ellos creen en un Dios que juega a los dados, y yo en la ley y el orden absolutos en un mundo que existe objetivamente, y el cual, de forma insensatamente especulativa, estoy tratando de comprender. Ni siquiera el gran éxito inicial de la Teoría Cuántica me hace creer en un juego de dados fundamental, aunque soy consciente de que mis jóvenes colegas interpretan esto como un síntoma de senilidad.

42.- El progreso de la Ciencia presupone la posibilidad ilimitada de comunicar todos los resultados y juicios: libertad de expresión e instrucción en todo esfuerzo intelectual. Pero yo entiendo por libertad ciertas condiciones sociales, de tal forma que la expresión de opiniones y afirmaciones sobre materias generales y particulares, no impliquen un peligro o una seria desventaja para aquel que las formula.

43.- La totalidad de la Ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.

44.- Uno de los más fuertes motivos que conduce a las gentes a entregar sus vidas a a la Ciencia, es la necesidad de huir de la vida cotidiana, con su gris y fatal pesadez, y así desprenderse de las cadenas de los deseos temporales que se van suplantando en una sucesión interminable, en tanto que la mente se fija sobre el horizonte del medio que nos rodea día tras día. Pero a este motivo negativo debe añadirse otro positivo: el estado mental que proporciona el poder impulsor es semejante al del devoto o al del amante. El esfuerzo largamente prolongado no es inspirado por un plan o propósito establecido. Su inspiración surge del hambre del alma.

 

                                                                               © Javer de Lucas