Si Dios necesitara de un intérprete para explicar a los hombres su pensamiento, quizás elegiría a Stephen Hawking. Ha sido uno de los hombres que más han buscado dar respuestas a las preguntas que han inquietado a la humanidad desde siempre -quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos-; en suma, la razón de nuestra existencia en este Universo. De ahí que cuando le preguntan qué persigue con sus investigaciones y deducciones matemáticas, el astrofísico inglés responde: "Comprender la mente de Dios".

Hawking se ha hecho famoso por sus libros divulgativos (Historia del tiempo y Agujeros negros, Universos bebés, El Universo en una cáscara de nuez), en donde expone temas matemáticamente complejos de una manera clara y sencilla para que puedan ser entendidos por el gran público. Pero también por su figura marchita, producto de una enfermedad neurológica que le ha mantenido más de treinta años postrado en una (muy especial) silla de ruedas. Hoy no puede mover más que dos dedos; con ellos presiona las teclas de un ordenador que produce palabras, gracias a un sintetizador especialmente desarrollado para él (no puede hablar desde que, en 1985, una traqueotomía de urgencia lo dejara sin voz).

Sin embargo, Hawking no ha permitido que su mente decaiga; por el contrario, el esfuerzo que no pueden realizar sus músculos se multiplica por miles en sus ideas. Con ellas ha llegado lejos, uniendo el espacio y el tiempo bajo un mismo concepto y desarrollando una teoría que pone a la humanidad de cara a su origen ligado a las estrellas.

Por eso las propuestas de Hawking han influido directamente en el progreso de la física teórica, al desarrollar una teoría que explica el comienzo y destino del Universo. Lo mismo con sus aportes al conocimiento de los agujeros negros, la vida en el Universo y el espacio-tiempo sin fronteras, conceptos que han revolucionado el pensamiento científico moderno. Su prestigio ha llegado a tal punto, que dentro de la física bien puede situársele sólo un escalón por debajo de Galileo Galilei (impulsor del modelo heliocéntrico de Copérnico), Isaac Newton (creador de la teoría gravitacional) y Albert Einstein (gestor de la relatividad), los grandes físicos de la historia. Curiosamente, nació el 8 de enero de 1942, el mismo día en que se cumplían 300 años de la muerte de Galileo. Además, Hawking es profesor de matemáticas en la Universidad de Cambridge, la misma cátedra que antes ocupó Newton.

La máxima aspiración de Hawking es lograr una teoría unificada de la física que posibilite "una comprensión total de los sucesos de nuestro entorno y de nuestra propia existencia", según sus propias palabras. Por el momento, las dos columnas que sustentan a la física moderna, la relatividad y la teoría cuántica, siguen sin un puente que las una, aunque Hawking ya está construyendo los cimientos.

Pero Hawking, a pesar del aura de "revelador" conque algunos quisieran investirlo, es tan humano como cualquier otro. Sus colegas físicos le consideran demasiado audaz en sus teorías, tiene fama de gruñón con sus enfermeras y sus interlocutores a veces se quejan de que les pisa los pies con su silla de ruedas. Después de 27 años de matrimonio y tres hijos con su ex compañera de universidad, Jane Wilde, en 1990 se divorció para casarse con Elaine Mason. Elaine era su enfermera y esposa del técnico que construyó el sintetizador con que Hawking se comunica.

He aquí algunas de sus ideas

Universo sin límites

"Según la teoría de la gravedad, el Universo, o ha existido siempre durante un tiempo infinito, o tuvo un principio en algún momento determinado del tiempo basado en una singularidad, un estado en el que las leyes de la física son inaplicables por tratarse de una situación de infinita densidad y temperaturas, lo que hace imposible describir cómo se comportan las partículas.

Esto pasa porque la gravitación se basa en un espacio-tiempo 'real'.

Sin embargo, debemos recurrir a una teoría cuántica de la gravedad e incorporar los conceptos de espacio-tiempo 'imaginarió y 'euclídeó, en que la dirección del tiempo es igual a las direcciones espaciales, las que pueden ser curvas y esféricas. Bajo esta perspectiva, es posible que el Universo sea finito en extensión y que, sin embargo, no tenga ninguna singularidad que forme una frontera o un borde. Así, el espacio-tiempo es como la superficie de la Tierra: autocontenida. Es finita porque tiene una superficie, pero no tiene un borde o frontera. Por eso se puede viajar siempre en una misma dirección y dar vueltas al planeta, sin llegar nunca a un límite".

(Del libro "Historia del Tiempo"").

Tiempo imaginario

"Toda teoría científica es un modelo matemático que fabricamos para describir nuestras observaciones. Sólo existe en nuestro espíritu. En ese sentido, no tiene objeto preguntarse si el tiempo 'real' es más real que el tiempo 'imaginarió".

(Entrevista al periódico francés L'Evénement du Jeudi).

Los agujeros negros no son tan negros

"Los agujeros negros deberían emitir radiación, pero, por su propia definición, los agujeros negros son objetos que se supone que no emiten nada. ¿Cómo es posible que un agujero negro parezca emitir partículas cuando sabemos que nada, ni siquiera la luz, puede escapar de ellos? La respuesta, que la teoría cuántica nos da, es que en el horizonte de sucesos -la frontera del agujero negro- se producen partículas y antipartículas, y el choque y aniquilación mutua de éstas produciría una radiación que, teóricamente, puede ser detectada, y que para un observador parecerá emitida por el agujero negro.

Además, por la ecuación E=mc2, la energía es proporcional a la masa. Así, si la energía es negativa, también lo será la masa. Y como la gravedad es tan alta en los agujeros negros, la energía positiva de las partículas que caen en su interior puede hacerse negativa, lo que implicaría que la masa del agujero negro se reduce con el tiempo por el continuo flujo de energía negativa. En otras palabras: el agujero negro pierde masa constantemente, y al hacerlo emite rayos gamma o X".

(De "Historia del Tiempo". Los trabajos de Hawking acerca de los agujeros negros, junto a Roger Penrose, en la década de los 70, son otro de sus principales aportes a la física. Hawking predijo que los agujeros negros, de los que se supone nada puede salir, emiten radiación, observación que con los años ha sido confirmada por otros científicos que han hecho sus propios cálculos).

Premio Nobel

"Es mejor proseguir y hacer nuevos descubrimientos, en lugar de esperar un premio por un trabajo que hice diez años atrás".

(Revista Time. A pesar de que en 1974 Hawking fue el primero en deducir que los agujeros negros emitían radiación, trabajo que muchos consideran que merece el Premio Nobel, el comité insiste que todos los trabajos en etapa de teoría deben ser probados con experimentación).

Universo democrático

"La teoría de la relatividad general provoca su propio colapso: predice que no puede predecir el Universo. Aun cuando mucha gente acogió con satisfacción esta conclusión, a mí siempre me ha molestado profundamente. Si las leyes de la física pudieron quebrantarse al principio del Universo, ¿por qué no podrían quebrantarse en cualquier otra parte? En la teoría cuántica hay un principio que dice que cualquier cosa puede ocurrir si no está absolutamente prohibida. Una vez que se permitiera a las historias singulares (como el Big Bang) tomar parte en la integral de camino, éstas podrían ocurrir en cualquier lugar y la posibilidad de predecir desaparecería por completo.

La única forma de lograr una teoría científica es si las leyes de la física se cumplen en todas partes, incluyendo el inicio del Universo.

Esto puede considerarse un triunfo de los principios de la democracia: ¿por qué debería estar el principio del Universo exento de las leyes que se aplican en otros puntos? Si todos los puntos son iguales, uno no puede permitir que algunos sean más iguales que otros".

(Del libro Naturaleza del espacio y el tiempo, que trata de las diferentes visiones del origen del Universo que posee Hawking, por un lado, y Roger Penrose, por otro).

La Creación

"En 1981 asistí a una conferencia sobre cosmología organizada por los jesuitas en el Vaticano. Al final de la conferencia, a los participantes se nos concedió una audiencia con el Papa. Nos dijo que estaba bien estudiar la evolución del Universo después del Big Bang, pero que no debíamos indagar sobre el Big Bang mismo porque se trataba del momento de la Creación, y, por lo tanto, de la obra de Dios.

Me alegré entonces que no conociese el tema de la charla que yo acababa de dar en la conferencia: la posibilidad de que el espacio- tiempo fuese finito pero no tuviese ninguna frontera, lo que significaría que no hubo ningún principio, ningún momento de Creación. ¡Yo no tenía ningún deseo de compartir el destino de Galileo, con quien me siento fuertemente identificado!".

("Historia del Tiempo").

Dios I

"La teoría cuántica de la gravedad señala que el Universo no partió en una singularidad. Lo que resulta de esta propuesta es que las leyes de la física son válidas en todo momento del espacio-tiempo.

Al postular que el Universo no tiene frontera en el espacio-tiempo, no existiría ninguna singularidad en que las leyes de la física fallasen y se tuviese que recurrir a un Creador o una nueva ley de la física para explicar las condiciones del borde del espacio-tiempo.

La respuesta sería que el Universo no se ve afectado por nada que estuviese fuera de él, nada se crearía o destruiría. ¿Qué lugar queda, entonces, para un Creador? El Universo no tiene comienzo ni fin, simplemente es".

("Historia del Tiempo").

Dios II

"La ciencia ha descubierto leyes que rigen el Universo, que le permiten predecir cómo evolucionará a partir de un momento cualquiera. Esas leyes las pudo haber determinado Dios, pero todo indica que, posteriormente, Dios ha dejado que el Universo se rija por tales leyes sin volver a intervenir. ¿Cómo eligió Dios el estado inicial del Universo? Si Dios determinó un estado inicial incomprensible para los hombres, ¿por qué decidió dejarlo evolucionar con leyes que sí son comprensibles? Toda la historia de la ciencia ha consistido en una comprensión gradual de que los hechos no ocurren en forma arbitraria, sino que reflejan un orden subyacente, que puede estar divinamente inspirado o no".

("Historia del Tiempo").

Dios III

"Cuando dije que íbamos a conocer el pensamiento de Dios quería decir que, si descubríamos una teoría unificada completa del Universo, sabríamos tanto del Universo como Dios. Como Einstein, yo no digo que Dios sea la encarnación de las leyes de la física. En ese caso, por definición, habría un Dios. Aquel sería, sin embargo, un sentido más bien vacío de la existencia de Dios, porque no nos diría realmente nada. En particular, ello no implicaría la existencia de un Dios con el cual se pudiera tener una relación personal. Las leyes de la física pueden ser muy hermosas, pero no se puede tener relaciones personales con ellas".

(L'Evénement du Jeudi).

Autodidacta

"Lo he leído en algunas revistas y libros, pero un montón me lo he imaginado yo mismo".

(Respuesta a una niña de 12 años que le preguntó "cómo sabía tanto acerca del Universo").

Star Trek

"Me gustó mucho que me invitaran a jugar al póker con Newton y Einstein a bordo del Enterprise. Fue mi oportunidad para compartir la mesa con dos grandes hombres de la gravedad".

(Comentando su participación en el episodio Nº 252 de Star Trek: la próxima generación, en el que aparece jugando al póker con ambos físicos).

Ciencia ficción

"La ciencia ficción sugiere ideas que los científicos incorporan después en sus teorías. La ciencia ficción de hoy, a menudo es la ciencia de hecho del mañana".

(Idem).

De su enfermedad

"A menudo me preguntan '¿cómo se siente teniendo esa enfermedad?' La respuesta es 'no de maravilla'. Trato de llevar una vida normal tanto como sea posible y no pensar acerca de mi condición. He tenido esta dolencia de las neuronas motoras durante casi toda mi vida adulta. Pero no me ha impedido tener una linda familia y éxito en mi trabajo.

Esto es gracias a la ayuda que he recibido de Jane, mis hijos y un gran número de amigos e instituciones. He sido afortunado también en que mi enfermedad ha progresado más lentamente de lo que normalmente lo haría. Esto muestra que uno nunca debe perder la esperanza".

(De su página Web en la Universidad de Cambridge. Hawking se refiere a Jane Wilde, su primera esposa).

Parálisis

"Nadie puede resistir la idea de un genio paralítico".

(Revista Time).

Vida privada

"Me gustaría no entrar en detalles sobre mi vida privada".

(Revista Time, con respecto a una pregunta acerca del romance con su enfermera).

Un nuevo amor

"Esta es la música de Sigfrido, que Wagner escribió en 1870 para ser tocada en la mañana de Navidad fuera de su dormitorio, como regalo para su nueva esposa. Ahora yo estoy aquí con mi prometida y nos casaremos en septiembre, así que pienso que esta música es más que apropiada".

(People Magazine, con respecto al Festival de Música de Aspen, Colorado, al que Hawking asistió. El físico comenta su próximo matrimonio con Elaine Mason, quien fuera su enfermera durante una década).

Mamá

"Mi madre está muy sorda. Ella no entiende mi voz, pero puede leer lo que estoy diciendo en la pantalla del ordenador".

(Durante una reunión con niños discapacitados en Seattle. Publicado en The Seattle Post-Intelligencer).

Extraterrestres

"Deberíamos ser cautelosos si captamos una señal de respuesta (de inteligencia extraterrestre). Encontrarnos con una civilización más avanzada podría resultar igual como fue para los habitantes originales de América el reunirse con Cristóbal Colón. No creo que ahora estén mejor de lo que estaban".

(Ensayo Vida en el Universo Hawking cree que existe vida inteligente en otras partes del Universo, además de la Tierra, pero que aún no nos hemos encontrado con ellos).

Hawking virtual I

"El nuevo procesador de Intel me conecta con el mundo; tengo acceso inmediato a Internet y al correo electrónico donde quiera que esté. Debo ser una de las personas más conectadas en el planeta y, puedo decirlo con propiedad, soy 'Intel Inside".

(Comentando la noticia de su nuevo sintetizador diseñado por Intel, el cual le permite conectarse y hablar por Internet. El dispositivo, además, le permite controlar accesos y luces en su casa, y encender o apagar la TV y el equipo musical).

Hawking virtual II

"Es algo lento, pero yo pienso lentamente".

(Idem).

Sitios "triple X"

"Mi sitio favorito en Internet es xxx. laniel. gov, donde se encuentran artículos de matemáticas y física. Los diseñadores lo llamaron 'xxx' para evitarse a los abogados que pondrían trabas por bajar los archivos. Algunos proveedores de servicio evitan contacto con los sitios identificados con tal clave (XXX), porque son pornográficos.

Pero cualquiera que busque sexo en xxx. laniel. gov, terminará desilusionado".

FRASES

1.- Nací exactamente trescientos años justos después de la muerte de Galileo. Calculo que otros doscientos mil bebés nacieron ese mismo día y no sé sí alguno se interesó después por la Física.

2.- Cuando tenía doce años, un amigo apostó con otro una bolsa de caramelos a que yo nunca llegaría a ser alguien en la vida. No sé si la apuesta se saldó, ni quién la ganó.

3.- Antes de que diagnosticasen mi enfermedad, la vida me aburría. Nada merecía la pena. Pero poco después de salir del hospital soñé que iban a ejecutarme. Repentinamente comprendí que podría hacer muchas cosas que valían la pena si era indultado.

4.- Si fuera posible para nosotros pasar a través de un Agujero Negro, podríamos reaparecer en cualquier punto del Universo. Lo que aún no está claro es cómo podríamos elegir nuestro destino: que no planifiques tus vacaciones en Virgo y acabes en la Nebulosa del Cangrejo.

5.- Ignoro hasta qué punto sirva de consuelo saber que sus partículas pueden sobrevivir, si se ve convertido en un spaguetti en el interior de un Agujero Negro.

6.- Einstein no aceptó jamás la Mecánica Cuántica, por su componente de probabilidad e incertidumbre. “Dios no juega a los dados”, decía. Pero parece ser que Einstein estaba doblemente equivocado. Los efectos cuánticos de los Agujeros Negros sugieren que Dios no sólo juega a los dados, sino que a veces los tira donde nadie pueda verlos.

7.- Sí un astronauta cae en un Agujero Negro, será devuelto al Universo en forma de radiación. Puede decirse entonces que el astronauta será reciclado.

8.- Quizás lo que llamamos tiempo real sea sólo un concepto que inventamos para ayudarnos a describir el Universo tal como pensamos que es.

9.- Mientras el Universo tenga un comienzo, podemos suponer que tuvo un Creador. Pero si el Universo, en efecto, se contiene a sí mismo, ¿hay lugar en él para un Creador?.

10.- En el año 1979 fui elegido Lucasian Professor de Matemáticas. Se trataba de la misma cátedra que ocupó Isaac Newton. Hay un libro enorme en el que firman todos los profesores que imparten clases en la Universidad. Después de más de un año como profesor, se dieron cuenta de que no había firmado todavía. Entonces trajeron el libro a mi despacho y logré firmar con cierta dificultad. Aquella vez fue la última vez que escribí mi firma.

11.- Mi ordenador es, con mucho, el mejor que he oído, porque cambia de entonación. El único problema que le encuentro es que me hace hablar con acento americano.

12.- ¿Qué ocurriría sí el Universo acabara de expandirse y comenzara a contraerse? ¿Se invertiría la flecha termodinámica y con el tiempo empezaría a disminuir el desorden? ¿Veríamos las tazas rotas unir sus trozos en el suelo y saltar de nuevo sobre la mesa? ¿Recordaríamos las cotizaciones de mañana y haríamos fortuna en la Bolsa?.

13.- Creía que el Universo tenía que volver a un estado de calma y orden cuando empezara a contraerse. Así, durante la contracción, la gente viviría sus vidas al revés. Morirían antes de nacer y se volverían paulatinamente más jóvenes a medida que el Universo se empequeñecía. Finalmente, retornarían al útero y desaparecerían.

14.- El tiempo no cambiará de dirección cuando el Universo empiece a contraerse. La gente envejecerá como siempre; por lo tanto, no merece la pena esperar a que el Universo vuelva a comprimirse para poder recobrar la juventud.

15.- Yo predigo que el Universo acabará en un Big Crunch. Poseo ciertas ventajas sobre otros profetas del fin del mundo. Ocurra lo que ocurra, es poco probable que dentro de diez mil millones de años yo esté allí para que me digan que me había equivocado.

                                                  © 1999 Javier de Lucas